| |

domingo, 5 de junio de 2011

Imprescindible dominio del inglés


Hace unos días tuve la ocasión de asistir a una charla informal sobre la presencia de las empresas españolas en los mercados de Asia-Pacífico. El orador que por discreción no voy a dar su nombre, al margen de trabajar para varias multinacionales españolas, había llegado a ostentar entre otros cargos, la presidencia de la Cámara de Comercio Europea en Pekín. Entre las muchas anécdotas que nos contó, la que más me llamó la atención, fue que había tenido la fortuna de conocer a multitud de líderes europeos, cuando estos realizaban visitas oficiales a China. De todos, los únicos que no eran capaces de mantener una comunicación fluida en inglés eran los españoles. Ni Felipe, ni Aznar en su época de Presidente, ni por supuesto Zapatero dominaban el inglés. Sorprendido nos llegó a decir que incluso los más altos mandatarios chinos eran capaces, de expresarse en inglés, eso sí, solo en la intimidad…
Puede parecer una tontería, pero la comunicación sin intérpretes, en el ámbito de la empresa fomenta las relaciones personales  y se logran unos mejores acuerdos comerciales. En la política sucede lo mismo, y ver a nuestros dirigentes apartados en los descansos en cumbres internacionales me parece una imagen lamentable en los tiempos actuales.
Hoy en día la mayoría de empresas, en sus ofertas de empleo, exigen el dominio de inglés, incluso para puestos en los que aparentemente vemos innecesario su conocimiento. Lo que nos preguntamos muchos es que como es posible que para puestos de tan altísima representación, como son los de presidente de gobierno, presidentes de comunidad, alcaldes, diputados europeos y nacionales sigamos  sin exigirles que como mínimo sepan hablar inglés.
Muy pocos son los políticos que dominan el inglés, que querámoslo o no es el idioma utilizado en todas las reuniones internacionales. Esperanza Aguirre o Salgado por ejemplo, son excepciones que confirman la regla, pero ya es hora que los partidos políticos y más concretamente sus comités electorales, exijan a sus futuros candidatos el dominio del inglés. Mucho me temo que seguiremos igual, ni Rajoy ni Rubalcaba aunque tienen conocimientos  no se puede decir que lo dominen. Yo les propongo que entre mitin y mitin se dediquen a estudiar inglés, y con un poco de suerte, de nuestro próximo presidente podamos decir que si sabe hablar en inglés.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero no sólo de Inglés , que por supuesto debería ser obligatorio para casi todo español saberlo, si queremos seguir siendo potencia turistica,es que además se les debería exigir conocimientos de todas las materias que vayan a gobernar. Por desgracia hay ejempolos de Incompetentes elevados a los máximos cargos de la Administación Central y autonómoca , que han pasado de estar poninedo cafés en la sede del Partido a manejar presupuestos millona´rios sin haber trabajado en la vida.... Así nos luce el pelo ¡¡¡

SOLO DE INTERES dijo...

De acuerdo contigo sin interpretes se vuelve como más personal y directa la charla lo que ayda al éxito de la misma. Y ciertamente el inglés es elmás utilizado en la comunidad de idiomas, por cierto, aseguran que el mandarín será así de indespensable en el futuro. Además son destrezas adquiridas, si tienen esta dificultad, bien podrian tomar cursos, como parte de su agenda. Un fuerte abrazo Luis, y feliz domingo

Luis Gonzalez dijo...

Anónimo, mas razón que un santo...,pero ese es otro tema, y yo he particularizado solo en el tema del inglés, aunque en otros terrenos pocos se salvarían. Muchas gracias por tu comentario.

R.C Cada vez más, por lo menos en España, se están demandando mas cursos de Chino, sin ir mas lejos, el hijo de unos amigos, que ya domina el inglés, empezó el año pasado con clases de Chino. Muchas gracias por la visita y tu comentario. Un fuerte abrazo para ti también y feliz semana!!

Antonio Rentero dijo...

El inglés es una "lingua franca" irrenunciable en un mundo globalizado, un mandatario (presidente, ministro...) que no tenga soltura en ella ni haya puesto un mínimo de interés en al menos chapurrearla se retrata a sí mismo.

Luego se dice que si el fútbol es un deporte inane intelectualmente, pero cualquier tuercebotas extranjero a los cuatro meses ya da ruedas de prensa al acabar el partido y aunque sea con un acento casi ininteligible se hace entender. Ahí se ven las ganas de trabajar y la profesionalidad.

Aznar pasó del "estamos trabajandou en ellou" a dar conferencias en un inglés más que estimable en poco tiempo... podía haberlo hecho antes, pero más vale tarde que nunca.

En 8 años Zapatero podía haber aprendido algo y Rajoy ya ni te cuento.

Una abrazo, Luís.

Luis Gonzalez dijo...

A eso me me refiero Antonio, que sigo sin entender la poca exigencia intelectual de los partidos hacia sus candidatos, así como la de los simpatizantes al votarlos y la de los elegidos por aprenderlo. Y no lo entiendo, como no lo entiende el resto de dirigentes del mundo, que no tienen al inglés como lengua materna, porque a ellos si se lo exigieron.

Si para aprobar la carrera diplomática es necesario el dominio del inglés y el francés, en puestos de más alta responsabilidad y representatividad pública, por lógica deberían de ser exigidos, pero como sabemos los partidos carecen de lógica, tienen intereses.

Un abrazo y muchas gracias por tu comentario Antonio, eres muy bienvenido!

El dinosaurio dijo...

Of course, sin inglés no somos nadie, jejeje

(a mi no se me da muy bien)

Saludos.

Luis Gonzalez dijo...

A mi tampoco, ahí vamos intentando que lo aprendido no se olvide jaja.
Un abrazo Junjo.

Balovega dijo...

Hola y buenas noches..

La llegada de las vacaciones es una oportunidad para vivir de modo diferente al resto del año.

Es necesario que disfrutemos, descansemos y compartamos con la familia este período vacacional y hacerlo como la ocasión para practicar el ocio en familia.

Besotes y buen verano

Publicar un comentario