| |

lunes, 25 de mayo de 2009

Claudine Williams la reina del juego


Nunca he pisado un casino, no me gusta el mundo del juego, pero siempre me han gustado las buenas historias de mujeres y hombres que de la nada supieron hacerse a sí mismo hasta llegar a convertirse en personas respetadas y admiradas por todos, la historia de Claudine Williams es una de ellas.

Claudine Williamns nació el 17 de marzo de 1921, en De Soto Parish (Mansfield) , una pequeña localidad rural del estado sureño de Lousiana, su madre era soltera y de origen humilde lo que condujo a Claudine a tener que dejar los estudios en noveno de primaria y ponerse a trabajar a la edad de 12 años como camarera en un restaurante que prestaba servicio a los trabajadores de un yacimiento petrolífero cercano, mas tarde comentaría que este hecho fue para ella, la única asignatura pendiente de su vida, no haber continuado con sus estudios. Posteriormente encontró trabajo en un club privado con casino en Bossier Parish donde repartía las tarjetas de juego.

Con quince años se traslada con su madre a Dallas, y tiene que mentir sobre su edad para conseguir un trabajo en un casino regentado por Binion, quien más tarde abriría en Las Vegas el Binion´s. Este empleo le sirvió para conseguir experiencia y la mayor parte de los conocimientos del negocio del juego que le ayudarían a lo largo de toda su vida.

Unos años más tarde se marcha a Houston, en donde continuó trabajando en diversos restaurantes que también ofrecían la posibilidad de jugar, y conoce a Shelby Williams un escritor deportivo con el que empezará un noviazgo que se vería interrumpido al alistarse como marino durante la Segunda Guerra Mundial. En esa época el juego era ilegal pero sin embargo era tolerado, y Claudine empieza a barajar la posibilidad de tener su propio negocio. Con veintiún años compra su primer local, un steackhouse en Houston que también contaba con casino.

“Recuerdo que durante la segunda Guerra Mundial fui a visitar a un amigo que era cajero en un banco de Houston para pedirle un préstamo de 5.000 dólares. Él dijo: ¡Dios mío!, Claudine, ¿Cómo va usted a devolver esto? Yo le dije que iba a abrir un restaurante - una pequeño steackhouse - y que yo lo devolvería con las ganancias que hiciera el importe del préstamo. Él dijo, ¿Qué va usted a usar como aval? Y yo le dije, yo le doy mi palabra.

Conseguí el préstamo y lo gasté arreglando el local, y cuando el gobierno comenzó a racionar la carne yo ni me senté, ni comencé a gritar que lo iba a perder todo. Yo en cambio, miré mis opciones, y si no podía conseguir filetes podría conseguir hamburguesas, y transforme mi elegante steackhouse en un restaurante de hamburguesas. Devolví el préstamo e hice más dinero que el que hubiera soñado jamás, y todo ello porque yo no podía rendirme.

Mi filosofía de siempre era que cuando un cliente se gastaba 1 dólar, deberíamos trabajar al máximo para asegurarnos de que se sientiera satisfecho. No hay mejor publicidad que la que proporciona un cliente satisfecho. Y esto es tan válido como aquel que pide un préstamo de varios miles de dólares para comprarse un coche como el que se los gasta jugando en un casino.

Aquellos que sobrevivimos a la Gran Depresión aprendimos el valor de un dólar. Tuvimos que buscar buenos negocios porque los salarios eran bajos y el dinero era escaso. Y, cuando conseguíamos un buen trabajo, teníamos que trabajar mucho para conservarlo porque nos encontrábamos que había ocho personas dispuestas a cogerlo. Yo trabajaba en clubs nocturnos y limpiaba casas con 14 años - para apoyar a mi madre, hermana y abuela.”

En 1950 se casa con a Shelby Williams en Houston, y continúan ampliando su cadena de restaurantes-casino hasta que en 1965 deciden marcharse hacia Las Vegas y compran uno de sus casinos el Silver Slipper.

“Los empresarios deben de ser personas innovadoras. Cuando mi marido Shelby y yo éramos propietarios del Silver Slipper a finales de los años 60, fuimos anfitriones de combates de boxeo televisado. Las cadenas de TV no nos dejaban poner ningún cartel publicitario del Silver Slipper detrás del ring, pero a Shelby se le ocurrió la idea de colocarlo en los vestidos y en los carteles que llevaban las niñas anunciando el número de asalto en los combates. Esto fue una innovación que ganó popularidad.”

En 1969 venden al millonario Howard Hughes su casino, y con las ganancias que obtienen del mismo compran un terreno enfrente del Ceasars Palace y adyacente al Holday Inn. con el propósito de construir un nuevo casino, el casino Holiday, un casino con la forma de los antiguos casinos flotantes que iban recorriendo el Mississippi. El 2 de Julio de 1973 el sueño de Shelby y Claudine llega a su fin, y el Holiday Casino abre sus puertas.

“Cuando Shelby y yo construimos el Holiday Casino era un pequeño negocio, pero hicimos todo lo posible para acertar con el negocio. Cuando Holiday Inn. /Harrah's lo compraron, ellos lo compraron por lo que era con su atmosfera agradable y familiar. Es difícil para una corporación grande trabajar así, pero Harrah´s supo hacerlo muy bien.

Para controlar un negocio, no importa si es una pequeña empresa o una corporación gigantesca hay que respetar a tus empleados porque ellos son mis compañeros en mi inversión. Ellos son los primeros en saludar a los clientes, y estamos en una industria de servicio.

Y mi puerta siempre estaba abierta a cualquiera de ellos, tanto si ellos querían contarme que ellos están siendo tratados injustamente como si querían darme una sugerencia de cómo mejorar en el negocio. Nunca se sabe lo que lo que uno puede aprender si se sabe escuchar.

También, quiero recalcar la importancia de una buena educación. Mi único pesar es que yo no completé mi educación. Sin embargo, crecí en un tiempo diferente al actual. Yo no podía hacer ahora lo que hice entonces.”

Shelby Williams muere en 1977, y Claudine decide tomar la presidencia del casino, se convertiría en la primera mujer al frente de un casino en Las Vegas.

“Como mujer en el negocio del juego, nunca experimenté la discriminación con la que se han tenido que enfrentar algunas mujeres en otros campos. Porque desde el principio les demostré que yo estaba más que dispuesta a soportar la responsabilidad del puesto.

Todo era más difícil en aquella época para una mujer, hoy en día una mujer si tiene la libertad para elegir su camino con el apoyo de su familia sin pensar en lo que piensen otros de ello.

Elija un camino y trate de encontrar un trabajo con el que poder disfrutar al ejercerlo. Si su trabajo le complace y usted se siente orgulloso del mismo, las posibilidades para el éxito son mucho mayores.”

En 1979 vende el 40% de la propiedad del casino a Harrah´s, corporación que ya tenía en propiedad el edificio adyacente el Holiday Inn., en 60 millones de dólares, y 60% restante en el año 1983 en 120 millones de dólares, sin embargo la compañía Harrah´s cuenta con ella para que siga dirigiendo el casino, todos sabían de su sabiduría en el negocio, y le hacen una esplendida oferta que ella acepta.

Sucesivos cambios se producirían en el casino Harrah´s a lo largo de estos últimos años, hasta que en 1997 desaparece el viejo barco de vapor y se convierte en un casino con una temática de carnaval, invirtiendo 200 millones de dólares.

Pero la labor de Claudine no se ciñe a su trabajo en los casinos, fue también una mujer muy altruista, con continuas donaciones a la universidad de Nevada, e instituciones de caridad y con una participación muy activa en diversas organizaciones culturales y turísticas de la ciudad de Las Vegas.

El pasado 13 de mayo de 2009, Claudine Willians murió en su casa de Las Vegas a la edad de 88 años, toda la ciudad añora su pérdida desde el más alto cargo público hasta el último empleado que trabajó para ella, por haber sido una persona respetada y querida por todos, y para muchos les será difícil de imaginar el mundo del juego sin la presencia de ella, las Vegas ha perdido una leyenda, ha perdido a la Reina del Juego.

Fuetes: www.lasvegassun.com, www.lvrj.com,
Fotos : Roadsidepictures , schlaus,


5 comentarios:

blumun dijo...

Que interesante post. Y menuda mujer, de esas se habla poco.
Pero son un orgullo para todas, bueno, hablaré por mi.
No vayan a salirme algunas que no piensen lo mismo.
Descanse en paz.
Un cordial saludo.
PD: Hijo , escribes igual que la foto de HH. Hasta el título del blog es Bogart 100%

blumun dijo...

Quería decir la foto de HB, me he equivocado.

Rick Blaine dijo...

Muchas gracias blumun por tu comentario.

Una mujer de los pies a la cabeza sin ninguna duda, con una vida muy intersante.

No existía ninguna documentación de ella en español y toda la información la he intentado traducir literalmente del inglés, de ahí que a lo mejor te puedan parecer raras algunas expresiones del texto.

Un cordial saludo para ti también.

Balovega dijo...

HOlaaaaaaaa.. muy interesante y una mujer para quitarse el sombrero.. Que descanse en paz...

Un saludote y pasa un bello fin de semana

Rick Blaine dijo...

Te deseo lo mismo Bolovega, y muchas gracias por tu visita, y por tu comentario.

Publicar un comentario