| |

martes, 16 de junio de 2009

Una visita al renovado Casino de Murcia

Todo un privilegio el que he tenido esta mañana al poder visitar los trabajos de rehabilitación y restauración del Casino de Murcia antes de su reapertura prevista para el otoño de este año. Monumento histórico artístico de carácter nacional desde el año 1983 y un orgullo para todos los murcianos de contar con tan singular y bella obra entre nosotros.

Durante algo más de hora y media un reducido grupo, hemos tenido la oportunidad de recibir de la mano del arquitecto jefe de la obra Juan Carlos Cartagena, las explicaciones de los trabajos que durante varios años se han venido realizando en el casino, pudiendo observar mediante fotografías el deteriorado estado en el que se encontraban las distintas dependencias y las soluciones que se tomaron para su restauración y rehabilitación en cada caso.

El Casino de Murcia nos ha contado Juan Carlos no es un edificio como tal sino que a lo largo de más de 50 años los socios fueron adquiriendo distintos inmuebles de la manzana, comenzando la construcción del primer edificio en el año 1852 (teniendo la entrada en la antigua calle Lucas, hoy Radio Murcia), y finalizando en el año 1902 cuando se construye el edificio que da la antigua calle Príncipe Alfonso (Trapería en la actualidad), con la fachada y entrada principal del casino.

Aunque el casino había tenido varias restauraciones, esta es la primera restauración y rehabilitación integral del mismo, de todas y cada uno de los edificios y dependencias del casino. Los problemas que han tenido han sido muchos, cada uno de los cinco edificios del casino presentaban distintos problemas, la cimentación no era única, unos tenían sótano y otros estaban asentados en un terreno bastante inestable, han sido varios años de duro trabajo pero los resultados son espectaculares y ha merecido la pena esperar.

La flamante biblioteca de estilo inglés del casino, completamente rehabilitados tanto el mobiliario como las estanterías hechas en 1913 por una empresa irlandesa.


El orgullo del casino, el Salón de Baile, de estilo neobarroco terminado en 1875 y en donde los trabajos han sido bastantes dificultosos y complejos, el lienzo del techo se tuvo que bajar para su restauración en una pieza y posteriormente colocarlo de nuevo, así como limpiar todas las maderas y espejos de las paredes y retocar las escayolas dañadas y recuperar todo es esplendor de esta auténtica joya del casino.


Si hay una dependencia que siempre ha llamado la atención a propios y extraños no es otra que el famoso Tocador de Señoras del casino, y en donde el trabajo más importante se centro en la recuperación del lienzo del techo muy dañado por las humedades de la habitación.



En los corredores del casino tuvieron que desmontar el suelo para introducir nuevos conductos de electricidad, agua así como instalaciones contra incendios, sistemas de seguridad, además de recuperar todo el brillo de los pasillos reparando escayolas, las paredes y la vidriera del techo.




Un trabajo que merece la pena ser señalado es la construcción y posterior colocación de una nueva bóveda en el patio interior del casino, un trabajo realizado sin la ayuda de grúa, este nuevo patio se le quiere dar vida, se ajardinará y tendrá servicio de cafetería.



El comedor era la zona más castigada, su estado presentaba casi estado de ruina, el trabajo consistió en asentar y reforzar todo la estructura del edificio y restaurar el techo en base a una muestra que se encontró del original recuperando el aspecto que originariamente presentaba.

También se ha restaurado el salón de billar, y se han habilitado nuevas salas como el salón de ajedrez, nuevos salones y un salón de actos.






El patio romano de estilo neoclásico.



Por último mostraros el meticuloso trabajo que se ha realizado en el patio neozarita del vestíbulo. Nos mostraron unas fotografías de su estado antes de la restauración en las cuales aparecían bastantes grietas, el resultado lo podréis comprobar, mejor imposible.



Dos puntualizaciones, antes de concluir, primero que me perdonéis por la calidad de las fotografías pues están hechas con mi móvil, y segundo agradecer una vez más a Juan Carlos y a su mujer Lourdes por la amabilidad y el cariño que nos dispensaron así como todas sus valiosas explicaciones.

Muchos recuerdos aparecieron esta mañana conforme íbamos recorriendo las distintas salas, alguna que otra partida de mus, muchas celebraciones, muchas fiestas de Nochevieja, muchos bailes, pero en fin este es otro tema…

Fotos (por decir algo) de Rick Blaine.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Que afortunado has sido Rick, por poder contemplar la restauración del Casino de la mano del Arquitecto del proyecto.
Yo también tuve la fortuna de visitarlo, pero justo al principio de las obras y recuerdo ver el lienzo de techo del salón de baile hasta casi poder tocarlo después subir por un andamio hasta arriba de ese techo y contemplar las pinturas antes de que se restauraran, pasar por unos listones de madera, sobre la bóveda de la entrada, en fin toda una aventura.
Si hay un pero que le pongo es que no entiendo como el segundo monumento más visitado de la capital (después de la Catedral) no ha habilitado un sistema de visitas en grupos reducidos e incluso de pago, durante la realización de las obras , claro está por laz zonas seguras y después de los trabajos iniciales que dejaron el Casino patas arriba.Según las fotos que muestras, gran parte de la planta baja ya está terminada y tal vez fuera visitable para los que realmente estén interesados.
Saludos. Fran.

Rick Blaine dijo...

Amigo Fran, la verdad es que fue todo un privilegio como comenté en la entrada, el poder visitarlo de la mano de quienes han realizado la obra.

Te sorprendería conocer el gran desconocimeniento que hay de este edificio entre los murcianos, hoy sin ir más lejos le enseñado las fotografías a varios compañeros de trabajo, pues bien, tan sólo uno lo había visitado en una excursión del colegio y el resto o no lo había visitado nunca o desconocía su exisencia, que puedo decir que tu no sepas, una vez más se demuestra la inexistencia de una verdadera Concejalía de Turismo en el Ayuntamiento de Murcia, si no predicamos con el ejemplo los propios murcianos no pretendamos que un monumento nacional como el Casino de Murcia sea conocido a nivel nacional.

Los trabajos en el Casino están prácticamente terminados, tan sólo faltaba por ultimar la sala de armas y parte del comedor principal, la planta superior estaba practicamente concluida y en cuanto a la posibilidad de realizar visitas me imagino que se organizaran cuando esté nuevamente inagurado y se podrán contemplar los distintintos paneles del antes y después de la restauracion, merece la pena ver las disficultades que tan magistralmente han sido superadas para disfrutar de nuevo del casino con una apariencia del año 1902 pero con las comodidades del siglo XXI.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Pues tienes razón, la verdad es que el ridículo precio de un Euro que había que pagar para visitar el Casino, antes de que cerraran para evitar que se cayera y acometiran estas obras, suponían un barrera infranqueable para la mayoría de los murcianos.
Así que el grueso de los visitantes eran excursiones el Inserso (que no se si tenían tarifa especial o se lo incluían en el precio del viaje) o algún turista despistado que nos visita y que se atrevía a entrar, ya que tampoco estaba claramente indicado en la entrada la posibilidad de visitarlo, aparte claro está de la inexistencia de folletos explicativos, Guía y una seria de cosas que son las más normales en un monumento tan maravilloso como este.
Tanbíen podríamos hablar de la escandalosa recalificación de terrenos esn la zona norte de la ciudad , que tuvo que hacer el Ayuntamiento de Murcia para que unas cuantas empresas ladrilleras financiaran esta por otro lado imprescindible restauración.Pero eso lo dejaremos para otra ocasión.
Saludos. Fran.

Rick Blaine dijo...

Sinceramente desconozco como se ha financiado la obra, una obra que de una u otra forma debería haber sido acometida con fondos públicos, no estoy seguro pero al tratarse de un monumento hitórico-artísco huebiera sido fácil encontrar esa financiación sin recurrir a dudosas financiaciones privadas.
Un saludo Fran y gracias por tus comentarios y aportaciones.

blumun dijo...

Ha quedado divino. Tiene un aire entre decadente y actual. Tal como imaginas deben ser los casinos de aquí. No los de Las Vegas , claro.
Feliz Finde :)

Rick Blaine dijo...

Blumun, gracias por tu comentario, pero el casino de Murcia, no es un casino como tal, no se por qué se le llama casino cuando nunca fué un casino.

En su origen fue una sociedad y en la actualidad una asociación con socios que lo utlizaban como lugar de tertulia, reunión, lectura, cenas de gala y bailes, llegó a tener hasta un club de esgrima y billar y a lo más que se llegaba a jugar allí era al domino, sin embargo su nombre es el de casino.

Buen fin de semana para ti también.

Anónimo dijo...

Amigo Rick, visité el Casino tras la restauración y es una obra increible, como increíbles son las fotos. Tú no has hecho las fotos con tu móvil, es que con tu máquina de fotos puedes también hablar por teléfono. Enhorabuena por el reportaje.

Publicar un comentario