| |

jueves, 19 de marzo de 2009

The shop around de corner


Cada vez que veo que un local ha cerrado, pienso en la cantidad de ilusiones que había detrás de esas persianas bajadas. Unos proyectos que no han podido sobrevivir por distintas circunstancias y problemáticas. Algunos te afectan más que otros pero todos tienen detrás su pequeña o gran historia.

Es sabido por todos, que desde hace unos años el comercio del centro Murcia está sufriendo un descenso en el consumo por el establecimiento de varios centros comerciales a las afueras de la ciudad, la imposibilidad de aparcamiento, dificultad en los accesos, y por la situación económica en general.

La excelente comedia romántica Tienes un e-mail (1998) , trata de una relación por internet, pero la trama que más me gusta es la historia de esa pequeña librería de literatura infantil llamada “The shop around de corner” , y de cómo su propietaria Kathleen Kelly (Meg Ryan), ve amenazada la supervivencia de la misma, por el establecimiento enfrente de su tienda de la gran cadena de libros “Fox”, dirigida por Joe Fox (Tom Hanks).

Su lucha para mantener abierta su tienda, siguiendo los consejos de su adversario Joe Fox, que a través de varios emails que le va escribiendo, es lo mejor de la película:



The Godfather is the I Ching. The
Godfather is the sum of all wisdom. The
Godfather is the answer to any question.
What should I pack for my summer
vacation? "Leave the gun, take the
cannoli." What day of the week is it?
"Maunday, Tuesday, Thursday, Wednesday."
And the answer to your question is "Go to
the mattresses."


You're at war. "It's not personal, it's
business. It's not personal it's
business." Recite that to yourself every
time you feel you're losing your nerve.
I know you worry about being brave, this
is your chance. Fight. Fight to the
death.


Pero al final se impone la realidad y vemos como las persianas de la pequeña tienda tienen que bajar, y en ese momento, la frustración de la protagonista es compartida por el espectador, una entrañable tienda de libros para niños ha tenido que cerrar en aras de la modernidad.

Son bienvenidos los grandes centros comerciales, porque en la mayoría de los casos, el progreso es positivo pero también lo es el comercio de cercanía, el comercio tradicional y en nuestras manos esta que no se cierren más pequeñas “tiendas de la esquina”, las de toda la vida, negocios murcianos, que han pasado de generación en generación, y que forman parte de la gran historia de Murcia, y esperemos que como en la película tengan un final feliz.


4 comentarios:

enrique león dijo...

En muchos barrios tenemos estos pequeños negocios que prácticamente han sido parte de nuestras vidas. Algunos cierran por la altísima competencia de los supermercados gigantes y modernos, mientras que otros porque los hijos de los primeros dueños prefieren vender el terreno, emigrar o dedicarse a actividades más rentables. La tradición y los recuerdos se van con ellos.

Rick Blaine dijo...

Efectivamente, las causas son diversas, pero como indico en el post, también tenemos algo de culpa en dejar en parte abandonadas a estas pequeñas tiendas y acudir casi de una manera irracional al gran almacen, cuando el servicio que prestan en muchos casos nuestras tiendas de barrio es mucho mejor en, cercanía, precio y servicio.

Un saludo.

neurologo enmascarado dijo...

Me gusta cómo escribes querido Rick. Sin embargo, lo de los comercios son sólo bisness...cosas del capitalismo que nos oprime y protege al mismo tiempo.

Rick Blaine dijo...

Creo que en muchos pequeños comercios hay algo más que bisness..., en muchos casos hay vocación, entrega, pasión y al mismo tiempo se convierte es una honrosa forma de ganarse la vida haciendo algo que te gusta y que ya lo hacían tus padres, y que te gustaría trasmitirlo a tus hijos.

Me alegro que te hayas animado a partidcipar, mi muy buen amigo neurologo esmascarado, espero leerte más por aquí.

Publicar un comentario